Horario de atención: L - V 09.00 - 19.00

Síguenos:

¿Qué es el impuesto al sol?

Durante los años 2007-2011 la tecnología solar se abarató más de un 80%, esto ocasionó la proliferación de instalaciones de este tipo que permitían desligarse del suministro eléctrico convencional y sus correspondientes gastos fijos tan cuestionados por los usuarios. El gobierno se da cuenta de que esta situación, unida a que la producción de energía solar estaba excediendo la demanda de nuestro país y no podía hacer frente a la deuda que se iba generando con los productores, no es sostenible. Entonces decide crear una tasa (impuesto al sol). A partir de entonces el consumidor tendrá que pagar por la energía que va del tejado al interior de su casa, si además quiere estar conectado a la red. Sin embargo, esta misma situación en otros países es considerada como una medida de ahorro y llega a estar bonificada por algunos estados.

Situación actual

Pese a la aprobación del Real Decreto, el Gobierno no ha recaudado aún ni un solo euro ya que a día de hoy no ha desarrollado una normativa que regule dicho impuesto. En caso de que la desarrolle, podría cobrar dicho impuesto con efecto retroactivo al 12 de abril de 2016, fecha en la que entraron en vigor los efectos del Real Decreto.

¿Qué tipo de instalaciones pueden verse afectadas?

Seguro que, a estas alturas, todos hemos oído hablar ya de este temido impuesto al sol. Cada vez son más los medios que se hacen eco de este concepto; se opina, se critica, se debate pero, al margen de eso, rara vez termina de quedarnos claro el concepto o cómo afecta este impuesto al usuario de placas termosolares y fotovoltáicas.

Pues bien, a continuación vamos a explicar de manera breve este concepto, empezando por lo más importante:

Las placas solares térmicas PARA AGUA CALIENTE NO ESTÁN SUJETAS A NINGÚN TIPO DE IMPUESTO. Dicho de otro modo, estos usuarios no están afectados por el Real Decreto de octubre de 2015 que regula el autoconsumo eléctrico. Básicamente porque estas placas únicamente aprovechan la energía del sol para calentar agua, pero no producen electricidad.

En cuanto a las instalaciones fotovoltáicas, no todas están sujetas al impuesto. Ya que TAMPOCO RECAE EL DECRETO SOBRE LAS INSTALACIONES AISLADAS ni los grupos de generación utilizados exclusivamente en caso de interrupción de alimentación en la red.

Sin embargo, aquellas placas fotovoltáicas destinadas al autoconsumo que se instalen en el tejado de una vivienda o en las cubiertas de empresas que, a su vez, permanencen enganchados al suministro eléctrico convencional, SÍ deberán abonar el impuesto. A EXCEPCIÓN de aquellas instalaciones de uso doméstico que tengan una potencia contratada MENOR de diez kilowatios que, actualmente, están exentos de pagar el peaje, ES DECIR, la inmensa mayoría de viviendas particulares suelen tener menos de 10KW contratatados y por tanto tampoco les afecta.


Solarman

Empresa especializada en mantenimientos y averias de energías renovables y sistemas de tratamiento de agua. Instalaciones con calidad, precio y garantía aseguradas.

Galería